Fobias y miedos

Fobias y miedos

Es común experimentar la respuesta de miedo en relación a situaciones que no necesariamente representan amenazas objetivas: la presencia de reptiles, ratas o insectos tales como cucarachas y arañas, son ejemplos habituales. El problema se agrava cuando la fobia se relaciona con situaciones que dificultan el desarrollo de la vida cotidiana: volar, conducir, cruzarse con perros, utilizar medios de transporte, ascensores…etc., o incluso cuando el miedo se generaliza y resulta angustioso salir de casa, acudir a cualquier reunión social, centro comercial, etc. En estos casos, las crisis de ansiedad alcanzan niveles insoportables para quienes lo padecen haciendo imprescindible su abordaje profesional.