Depresión y estado de ánimo

Depresión y estado de ánimo

Tener un estado de ánimo bajo durante una temporada es uno de los problemas emocionales más comunes, pero que ese estado se mantenga, hace daño a la persona que lo sufre y a los que conviven con ella. La depresión es un trastorno del estado de ánimo, caracterizado por la sensación de pérdida, culpabilidad o desesperanza.

Las personas deprimidas experimentan sentimientos de tristeza, melancolía e infelicidad de forma frecuente. Observan la realidad de forma negativa, ellos mismos, el mundo y el futuro son percibidos sin esperanza. Los síntomas comunes de la depresión son el cansancio o la sensación de falta de energía, la falta de autoestima y visión negativa de uno mismo, inactividad y pérdida de interés por actividades gratificantes, pérdida de apetito, dificultad para concentrarse, y cambios en los patrones del sueño, pudiendo darse tanto insomnio como sueño excesivo. En casos severos, existen ideas recurrentes sobre la muerte o el suicidio.

Los problemas emocionales avanzan, y sin una intervención a tiempo se pueden agravar, por tanto, el tratamiento psicológico es esencial, tanto para tratar los pensamientos negativos como para enseñar pautas de comportamiento con las que combatir la depresión, siendo aconsejable en algunos casos su aplicación combinada con psicofármacos.