QUIERO TENER MAYOR AUTOCONTROL

¿Cómo mejorar nuestro autocontrol emocional?

La falta de autocontrol, es un problema de control de la ira, el cual consiste en la aparición de episodios en los que existe una gran dificultad para controlar los impulsos agresivos o destructivos. La persona es consciente de dicha dificultad pero no sabe cómo pararlo y ha hecho intentos fallidos de autocontrol.

Durante los episodios de falta de autocontrol puede aparecer violencia física, verbal o destrucción de objetos o propiedades, que no haría en estados emocionales tranquilos.

El grado de agresividad es desproporcionado con respecto a la provocación o a la intensidad del estímulo que ha precipitado la respuesta de ira.

La dificultad de autocontrol emocional puede causar a la persona:

  • Un incremento de las propias frustraciones.
  • Una dificultad para solucionar los problemas.
  • Una imagen personal muy pobre de uno mismo.
  • Problemas de salud debido al aumento de la presión arterial y al desgaste físico.
  • Problemas de maltrato físico y psicológico.
  • Sentimientos de culpa.
  • Problemas de relación.
  • Sentimientos de soledad.

Podemos decir que nuestro comportamiento y nuestros sentimientos dependen de cómo interpretamos una situación, es decir, de los pensamientos que nos surgen en ella. Si sustituimos los pensamientos automáticos negativos (“siempre me pasa igual”) por otros, más adaptativos (“a veces, las cosas no salen como deseamos, pero podemos seguir intentándolo buscando alternativas”), podemos sentirnos mejor y actuar de la forma que conlleve más ventajas para nosotr@s.

Para lograr un mayor autocontrol:

  1. Hay mensajes internos que podemos repetirnos para ayudarnos a controlar nuestra ira como, por ejemplo, “Cálmate”.
  2. El popular “cuenta hasta diez” funcionaría de la siguiente manera: mientras vamos contando, nuestro nivel de hostilidad va bajando, como en el ejemplo de la pelota (si no vamos aumentándolo con pensamientos negativos), de forma que podremos afrontar la situación en mejores condiciones.
  3. También ayuda utilizar técnicas de relajación: respiración profunda, relajación muscular, yoga, técnicas de meditación…
  4. Y el aprendizaje de habilidades sociales, como aprender a tomar decisiones y actuar de forma asertiva son fundamentales.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.