MEJORAR LA AUTOESTIMA DE LOS NIÑOS

MEJORAR LA AUTOESTIMA DE LOS NIÑOS

OBJETIVO: LA FELICIDAD

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, queremos que sean buenos, que tengan éxito, que sean competentes y felices; que sean capaces de tener amigos, que utilicen sus dotes y que aprovechen las oportunidades.

El niño con una FUERTE AUTOESTIMA tiene muchas probabilidades de ser un adulto feliz y exitoso. Por tanto, la autoestima juega un papel fundamental en la formación integral del niño, para ayudarle a crecer de forma sana, y para protege contra los “demonios” de la vida: las drogas, el alcohol, las relaciones insanas y la delincuencia.

En consecuencia, resulta una tarea fundamental de la crianza/educación de los niños el ayudarles a DESARROLLAR una FUERTE AUTOESTIMA.

EL PAPEL PADRES Y MADRES

Sea quien sea, seguramente sus padres son las personas más importantes en su vida, porque son las personas que más influencia tienen o han tenido en la forma de sentirse a sí mismo. Hoy en día, cuando tenemos que responder de una u otra forma, las voces que oímos en nuestro interior que tratan de guiar nuestro comportamiento, son las voces que oímos en la niñez.

Los padres/madres tienen la capacidad de influir en el desarrollo de la autoestima de sus hijos, porque hacen que los niños se vean a sí mismos como competentes o incompetentes, estúpidos o inteligentes, dignos de cariño o no. La NECESIDAD DE APROBACIÓN lleva a los niños a desarrollar los comportamientos que cumplen con las expectativas de sus padres/madres, formando la base del autoconcepto y la autoestima. La necesidad de aprobación en los niños es tan intensa, que a menudo prosigue el esfuerzo de complacer a nuestros padres/madres incluso después de su fallecimiento.

Cuando el niño logra la aceptación del padre/madre, cuando los padres/madres otorgan el don de la aceptación a sus hijos; se está generando un ESCUDO PSICOLÓGICO DE AUTOESTIMA que protegerá a su hijo de por vida.

Para los niños pequeños, sus padres y madres son el mundo entero: fuente de confort y seguridad, protección frente a temores y dolor. Los niños aprenden de sus padres y madres, quienes son el ESPEJO QUE LES MUESTRA CÓMO SON. De una sonrisa, el niño aprende que es encantador, de una caricia, el niño aprende que está seguro, de la respuesta al llanto, el niño aprende que es importante. Esto constituye las primeras lecciones de la valía y fundamento de la autoestima. Los niños que no reciben este trato de pequeños, aprenden otra lección: no son buenos, no se sienten seguros, no son importantes, por lo que acaban desarrollando desesperanza y baja autoestima. Al crecer, los niños encuentran otros espejos que les muestran quienes son: maestros, amigos, cuidadores, etc. Pero la importancia y valía básica la encontramos en el espejo de nuestros padres/madres.

RECONOCER A SUS HIJOS

La visión de los hijos suele estar nublada por esperanzas, temores, deseos sobre cómo debería ser, cómo espero que sea. RECONOCER con precisión a sus hijos, tal y como son, FOMENTA la AUTOESTIMA, de las siguientes formas:

  1. Si es capaz de reconocer los DONES Y CUALIDADES de sus hijos, podrá reforzarlos, guiarlos. Podrá ayudarles a reconocer qué hay de especial en ellos.

2. Comprender su conducta en su contexto, ayuda a comprender sus NECESIDADES, y se sienten más comprendidos y valorados.

3. Los niños que sienten que son reconocidos pueden permitirse ser AUTÉNTICOS. No necesitan ocultar partes de sí por miedo a ser rechazados, por lo que podrán aceptarse a sí mismos.

FUENTE:  Matthew McKay y Patrick Fanning (1998). Autoestima. Evaluación y mejora. Barcelona: Ed. Martínez Roca.

Leave a Reply

Your email address will not be published.