DECIR NO A LAS PERSONAS DEMASIADO EXIGENTES

¿Sabrías reconocer a una persona exigente?

 
Las relaciones humanas son como los coches: necesitan un mantenimiento regular para funcionar correctamente, y si el tuyo requiere demasiado trabajo, muchas veces te preguntarás si no deberías cambiarlo por otro.
 
 

Las personas demasiado exigentes que hay en tu vida pueden tener defectos más o menos soportables o ser unos auténticos/as neuróticos/as incurables. Nuestro objetivo en esta reseña es ayudarte a ti a enfrentarte a ellos. Y si de algo estamos seguros es de que la clave para tratar con personas demasiado exigentes consiste en reconocer qué puedes controlar y qué no.

Si bien no puedes cambiar la personalidad problemática de otra persona, sí puedes elegir cómo responder a esa personalidad.

La forma menos problemática de cómo decir no a las personas exigentes consiste en poner fin a la conversación:
  1. Me encantaría quedarme y seguir charlando contigo, pero tengo que irme.
  2. Vaya, veo que es un tema muy interesante. Lástima que no pueda seguir escuchándote, pero es que tengo mucha prisa.
  3. Ahora no tengo tiempo para que me lo cuentes. Debo irme inmediatamente.
  4. Por favor, déjame terminar lo que tengo que decir, (hago una pausa y me expreso). Y ahora, ¿qué era lo que querías decir antes?
  5. Perdona, pero estoy tratando de decir algo importante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.